Refranes sobre el invierno

En estos días ha llegado una borrasca a la Península Ibérica y con ella el frío. Toca sacar el sayo y abrigarse hasta los dientes. Es tiempo de castañas, de chocolate caliente y de recogerse pronto en casa.
El refranero español alberga muchísimos dichos y expresiones relacionados con la climatología. A continuación, os proponemos una lista de algunos refranes españoles que hablan del frío y del invierno:

  1. Cuando el grajo vuela bajo, hace un frío del carajo.
    Un grajo es un cuervo en el lenguaje coloquial. El aire frío se condensa en la parte superior de la atmosfera, mientras que el aire más caliente se queda abajo. Por eso, estas aves vuelan cerca del suelo en busca de esa calidez. Por otro lado, ‘carajo’ es una expresión un poco vulgar y bastante coloquial. Simplemente se refiere a que hace demasiado frío.
  2. Hasta el 40 de mayo, no te quites el sayo.
    El 40 de mayo es lo mismo que decir el 9 de junio. El sayo era una prenda muy usada en la antigüedad que cubría casi todo el cuerpo. Este refrán simplemente quiere decir que es mejor no guardar la ropa de invierno hasta que no estemos completamente seguros de que el frío ya se ha pasado.
  3. Ande yo caliente, ríase la gente.
    Cuando hace mucho frío, el secreto está en vestirse utilizando muchas capas: leggins térmicos, calcetines gordos, pantalones abrigados, forro polar, un buen anorak y gorro y guantes. Con tantas capas podemos llegar a parecer el logotipo de Michelín, pero nos da igual con tal de poder combatir el frío helador. Este refrán, se refiere precisamente a esta situación: hace tanto frío, que solo queremos ir abrigados, nos da igual si la ropa nos queda bien o no.
  4. Invierno que mucho hiela, cosecha de fruta espera.
    Muchos de los refranes asociados con la climatología también lo están con la agricultura, la ganadería y la vida en el campo en general. En la antigüedad la calidad de la cosecha dependía en gran parte del clima de ese año. De ahí viene este refrán, pues si hiela mucho en invierno quiere decir que no lo hará en primavera o en verano y que la cosecha de los árboles frutales será mayor.
  5. Por San Blas verás las cigüeñas volar y si no las vieres, año de nieves.
    San Blas se celebra el 3 de febrero y suele coincidir con la fecha en la que las cigüeñas vuelven a España. Son aves migratorias y pasan parte del año en España y otra parte del año en África. Si todavía no han vuelto por estas fechas, es porque todavía queda mucho frío por delante y las aves están retrasando su llegada.
    Por desgracia, el cambio climático está provocando que estos animales permanezcan todo el año en España en vez de emigrar, con lo que este refrán cada vez se usa menos.
  6. Por San Vicente, el invierno pierde un diente.
    San Vicente se celebra el 22 de enero. Este dicho se refiere a que alrededor de estas fechas el frío empieza a remitir y no es tan fuerte como en los meses de diciembre y enero. Aunque también es cierto que hay otros refranes que dicen que, hasta marzo, o incluso abril, el frío no empieza a irse. Todo depende de la zona.
  7. Días de diciembre, días de amargura: apenas amanece y ya es de noche oscura.
    El mes de diciembre es uno de los meses más oscuros de todo el año con muy pocas horas de luz durante el día. Lo cual, suele producirnos un poco de apatía y mal humor, es decir, amargura.

Lucía Polo, profesora de español de Tía Tula Colegio de Español

Puede que también te guste...

1 comentario

  1. me parecen muy bueno el material para enseñanza…gracias por compartir

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies